Reflexiones.

Reflexiones.


Me sorprende muchísimo la visión tan diferente con la que nos encontramos cada día entre los agentes inmobiliarios, compañeros de las mismas localidades, con el mismo nicho de mercado y pareciera que estuviéramos en dos mundos completamente diferentes.


Hay un grupo de inmobiliarios que dicen que les va muy bien, que el mercado está mejor que nunca, que están vendiendo más, que el precio de la vivienda está subiendo, más facilidades en la concesión de hipotecas, sin embargo nos encontramos a otro grupo de inmobiliarios que no pueden salir de una visión completamente catastrofista, no se vende nada, es muy difícil, los propietarios piden mucho pos sus casa y los compradores no pagan esos precios, los bancos, buf, no conceden hipotecas, se espera una crisis que nos va a tumbar de nuevo a todos.


Esto me lleva a pensar que tenemos para todos los gustos. Pero tanta discrepancia me lleva a investigar quien llevará razón. Sería muy fácil dar mi versión sobre todas estas opiniones pero no creo que le resultase a nadie de utilidad. Que nos digan los datos:



Evolución ventas de viviendas de segunda mano, según en INE:


Con independencia de que pienses que en tu pueblo es diferente, que estos datos no coinciden con tu realidad. Si nos limitamos a analizar estos datos ¿Qué conclusiones sacas?


Estoy convencida de que tras analizar estos datos, continuaría existiendo la misma discrepancia que comentaba al principio de esta reflexión. El ser humano es así y defenderemos nuestras ideas con uñas y dientes.


Para conseguir avanzar os propongo:


¿Quieres seguir anclado en la catástrofe mental que se apodera de ti y que según los expertos solo te genera miedo, angustia o por el contrario pasamos a la acción?


Si decides entrar en acción pueden ocurrir dos cosas:


La primera sería que los cambios que te proponemos surtan efecto y mejores tus resultados o la segunda opción, que al menos dejes de pensar en “el catastrofismo” que te atormenta.


¿Qué te aporta estar anclado en un futuro incierto? Ansiedad.

¿Quieres pasar a la acción?


INSCRIBETE.





0 vistas