Cambio de tendencia en la compra de una segunda vivienda.




La costa siempre ha sido el destino preferido para comprar una segunda residencia en España. Pero esta tendencia ha cambiado en un año. ¿A qué se debe?


El 59% de los futuros propietarios de segunda vivienda prefiere comprar en el interior.

Estos resultados muestran una tendencia muy diferente a la registrada en 2018, cuando el 60% elegían playa y el 40% las ubicaciones alejadas del mar. Entre ellos, el 26% apuesta por un inmueble cerca del mar (frente al 43% del año pasado) y el 15% por centros urbanos de costa (un 17% en 2018).


Según datos del último estudio de Casaktua.com, el 59% de los futuros compradores de segunda vivienda prefiere que esta se sitúe en el interior peninsular, frente al 41% que todavía opta por la costa.


De los que eligen el interior, el 28% quiere adquirir un inmueble en una zona rural (respecto al 19% del año anterior) y el 31% en urbe (un 21% en 2018).


Por el contrario, de los que optan por la costa, el 26% apuesta por un inmueble cerca del mar y el 15% por centros urbanos de costa.


La estabilización del sector y la mejora de la economía han llevado a un mayor interés por la compra de este  tipo de inmuebles en el interior. El 65% de los propietarios reconoce que utiliza la segunda vivienda durante los fines de semana o periodos vacacionales —el año pasado este porcentaje se situaba en el 51%. El resto opta por el alquiler a largo plazo (27%) o por el arrendamiento turístico (8%).


Pese a que el número de propietarios de segunda vivienda se mantiene un 25%, la intención de comprar una segunda vivienda se ha reducido a la mitad. Así, tan solo el 9% de los españoles mayores de 25 años piensa adquirir un segundo inmueble, nueve puntos menos que en 2018 (18%).


Una de las principales razones de este cambio de tendencia ha sido el incremento de los precios en la costa.


Fuente: Inmonews